Si no lo encuentras en tiendas, preparar gel antibacterial casero es más sencillo de lo que parece. ¡Checa esta receta del IMSS y prepáralo hoy mismo en casa!

 

Cómo preparar gel antibacterial casero

Al pensar en el coronavirus, una de las mejores medidas para disminuir el riesgo de contagio es tener una higiene impecable y evitar el contacto con la mayor cantidad posible de personas. Y uno de los productos más demandamos para esto ha sido el gel antibacterial. Sin embargo, gracias a las compras de pánico, ha sido un producto un poco difícil de hallar últimamente. Por eso, te ofrecemos una solución temporal: ¡gel antibacterial casero!

gel antibacterial

Así es: este gel puede fabricarse en casa si tienes los ingredientes correctos, y el IMSS ha puesto en línea una receta para hacerlo. Obviamente, lo mejor es usar una marca comercial comprada en tiendas, pero mientras tanto, esta es una solución que puede funcionar si se hace correctamente. ¡Veamos qué necesitamos!

Para empezar, hay que asegurarnos de que todos nuestros utensilios estén lavados y desinfectados, así como de lavarte las manos antes de cualquier cosa. Para nuestro gel antibacterial casero vamos a necesitar:

Utensilios

  • Tazón de vidrio de 1 litro
  • Un recipiente más chico de vidrio
  • Un colador de malla fina
  • Agitador de globo
  • Una cuchara
  • Una taza medidora
  • Un frasco de 100 mililitros

Ingredientes

(Todo lo encuentras en tiendas de químicos y cosméticos o farmacias)

  • ¾ de cucharada de carbopol
  • 90 mililitros de alcohol etílico de 72 grados
  • ¼ de cucharada de glicerina pura
  • ¼ de cucharada de trietanolamina

Procedimiento de preparación

Primero, echa el carbopol en el colador de malla fina y ciérnelo como si fuera harina en el tazón de vidrio, porque no debe tener ningún grumo. Después, vierte el alcohol y mézclalo todo bien con el agitador de globo. Ya que esté bien mezclado, echa la glicerina sin dejar de agitar suavemente la mezcla con el globo.

gel antibacterial

Sigue agitando hasta que el carbopol se haya disuelto por completo y no forme grumos, y después puedes agregar la trietanolamina poco a poco, de nuevo sin dejar de mezclar. Este ingrediente es lo que “gelificará” la mezcla, así que sigue agitando hasta que sea un gel uniforme. Si te queda demasiado espesa, solo agrega un poco más de alcohol hasta que consigas la consistencia que buscas. ¡Listo! Échalo en el frasco de 100 mililitros y cárgalo a todos lados.

OJO: como ya lo mencionamos, lo ideal es comprar un producto en la farmacia para asegurarte de que funcione al 100 por ciento, pero como solución exprés, este gel antibacterial casero puede funcionar a la perfección. ¡Fabrica un buen tarro y recuerda compartirlo con quien lo necesite!

Por Sergio A. Martínez │

Referencias

IMSS (2020). “Aprende a elaborar tu propio #GelAntibacterial”. Instituto Mexicano del Seguro Social. México. Recuperado el 17 de marzo de 2020 de https://twitter.com/Tu_IMSS/status/1238902573614145536

Leave a Reply